18/12/11

Cobra su espacio la corrupción mexicana en los grandes políticos

            Por siempre: escritores, periodistas, teólogos, amas de casa, campesinos y la mayoría de la ciudadanía mundial han lanzado manifestaciones en contra de los gobernantes falsos y traidores a su patria.
Muchos somos los inconformes; el pueblo somos la verdad, y hago hincapié en el magisterio que representa a la patria. Sí, los maestros aún con sus limitaciones, no todos, son los dueños de la enseñanza en valores, y quien no quiera aceptar esta verdad, que rechace lo que aprendió en la escuela por aquellos mentores entregados a su quehacer educativo. No alabo a todos aquellos limpiabotas que solamente esperan la quincena para emborracharse y permanecen media semana en la escuela porque su sindicato los protege y hasta les infla el sueldo. También dejamos sin alabanza a todos aquellos que viven en los sindicatos, que los han tomado como su casa, que cobran por cargar hojas, portafolios y andan en carros lujosos de dependencia en dependencia nada más para ver qué pescan o en qué se acomodan para no regresar nunca a las aulas.
Dejamos al magisterio para centrarnos en los politiquillos que discursan con los más vulnerables, quienes se esconden unos detrás de otros haciendo alarde de sus dotes altruistas para seguir en ese grupo hermético llamado PRI.















No hay comentarios: